La historia del Hula Hoop

Historia del hulahoop

No conocemos su origen con exactitud, sólo sabemos que ya existía desde el principio de los tiempos y que sigue estando en muchos hogares del siglo XXI. En esta sociedad de las nuevas tecnologías, tanto niños como mayores lo siguen bailando. Las clásicas tiendas de juguetes, las de deportes, bazares y tiendas modernas le reservan un hueco en sus estanterías. Sigue siendo algo tan actual hasta el punto de encontrarlos como formas artísticas decorando espacios. El Hula Hoop es, cuanto menos, sorprendente.

“Mmm… ¡Eso es redondo y gira!” – Podría haber pensado su descubridor, algo que cualquier ser humano hubiera podido deducir… Es absolutamente instintivo.

En cualquier caso, sea porque es un invento algo rudimentario, porque es instintivo o porque como todos los grandes inventos, forme parte de esas buenas ideas, sencillas y cargadas de historia, lo que está claro es que el Aro ha sido un éxito desde su nacimiento, tanto que se extendió por todo el mundo con una facilidad pasmosa, y no, por si alguien lo sigue creyendo, este juego no se inventó en los años 50, esa fue, simplemente, la década de su reinvención.

EL ORIGEN
El Antiguo Egipto ya se divertía haciendo rodar el aro por el suelo empujándolo con un palo y en la Grecia Clásica se ponían en forma con él. Estamos hablando de hace alrededor de 3000 años, ahí es nada…

Gamínedes con aro en la Antigua Grecia

Gamínedes con aro en la Antigua Grecia

LA GRAN BRETAÑA DEL SIGLO XIV
¡Señores y señoras del medievo, muevan sus caderas que ha llegado el hooping! Y claro que les hizo gracia a los británicos, llegó a hacerse muy popular como entretenimiento infantil y adulto. Mejor no llegar a pensarlo, pero los médicos británicos de la época comenzaron a tratar espaldas dislocadas y ataques cardíacos con el hooping.

LA DANZA HULA DE LOS INDIOS NATIVOS AMERICANOS
Los indios nativos americanos fueron los que le dieron el uso más artístico y el significado más bonito al aro con su Danza Hula: “El Aro, sin principio ni fin, simboliza el nunca acabar del círculo de la vida”. Una danza cargada de sensualidad en honor a la diosa de la fecundidad que ellos ya estaban cansados de bailar allá por el siglo XV.
Los marineros británicos que visitaron Hawai en el siglo XVIII parece que vieron similitud entre los movimientos de la Danza Hula y su hooping, así que decidieron llamar al Aro “Hula-Hoop” (Aro de hula) y así se trasladó a la cultura occidental y,  ¡voilá!, aquí tenemos el concepto actual de aro.

Izquierda: Bailarina de hula con ukelele en 1912. Derecha: Elvis en Matsonia el 9 de noviembre de 1957.

Izquierda: Bailarina de hula con ukelele en 1912. Derecha: Elvis en Matsonia el 9 de noviembre de 1957.

LA REINVENCIÓN: DE AUSTRALIA A EEUU. EL INICIO DE LA LOCURA
En el otro lado del mundo ya se vendían aros de bambú hechos artesanalmente para una minoría del siglo XX. Y como no podía ser de otra manera, a los australianos también les gustó, así que esa minoría comenzó a crecer hasta que estos artesanos, agotados y sin capacidad de cubrir la demanda, tuvieron que echar mano de Toltoys, una empresa de juguetes australiana para que ideara una forma de producirlos en masa.

Por aquella época acababa de llegar al mercado un nuevo material: el plástico. Así que Alex Tolmer, fundador de Toltoys, pensó: ¡Oye! ¿Por qué no los hacemos de plástico?. Esta brillante idea hizo que todo el mundo en Australia consiguiera su aro. Un rotundo éxito.

Melbourne - 1957

Modelos en Melbourne, alrededor de 1957

En 1957, Toltoys lleva su diseño a otra compañía de juguetes estadounidense llamada Wham O, fundada por Richard Knerr y Arturo Melin en una garaje de Los Ángeles en 1948 para comercializar el lanzador Wham-O (Frizbee). Estos dos creativos californianos vieron el potencial del aro australiano y no dudaron en comprar el diseño y comercializarlo rebautizándolo como Hula Hoop (expresión que, como contamos antes, heredaron de los marineros británicos del siglo XVIII).

La campaña de marketing que montaron en 1958 para lanzar esta nueva versión del aro en EEUU fue intensa y agresiva. Los jugueteros fueron a por todas y consiguieron mover más caderas en América que el mismísimo Elvis. Nada más y nada menos que veinticinco millones de aros vendidos a los pocos meses de su lanzamiento y un total de 100 millones en el primer año. ¡Eso es mucho plástico!. Hula hopping adolescentes se convirtieron en una de las imágenes icónicas de la década de los 50 en los Estados Unidos.

La Locura del hula hoop de los 50

La locura por el Hula Hoop de los años 50

EL PROBLEMA DE LA PATENTE
Parecía marchar todo sobre ruedas para Knerr y Medlin, pero no pudieron hacer suya la invención del aro. El que estuviese hecho de otro material no era suficiente para cubrir los requisitos de originalidad de una patente. Lo que sí consiguieron, fue registrar el nombre de Hula Hoop en Estados Unidos, una solución que no fue del todo mala, pues nadie quería un aro de plástico que se llamase de otra forma.

Knerr y Medlin

Richard Knerr y Arturo Melin

LA EXPANSIÓN Y LA DECADENCIA: LA MANÍA QUE IBA Y VENÍA
La visualización que le dio al Hula Hoop un nuevo invento llamado televisión, permitió que se convirtiese en un fenómeno de masas internacional. Entró en los hogares de todo el mundo a través de esas pequeñas cajas que mostraban el mundo en blanco y negro.

Se convirtió en todo un signo de los años dorados del capitalismo y de la nueva cultura de masas. Representaba el nacimiento de un nuevo poder emergente, el de EEUU. Como era de esperar, Moscú no lo podía soportar, para ellos el Hula Hoop era un símbolo superficial de la cultura del imperio, así que acabaron prohibiéndolo.

Pero el agotamiento que acompaña a todo fenómeno de masas hizo que el Hula Hoop dejara de girar… poco importó la condena de Moscú. El Hula Hoop barrió el mundo, se agotó para resurgir después y para morir de nuevo en los años 80. Al final, dejó una sensación de manía que iba y venía.

Modas, locuras y delirios de los estadounidenses por Paul Sann (1967)

Modas, locuras y delirios de los estadounidenses por Paul Sann (1967)

Vogue - 1971

Vogue – 1971

 

HOOPDANCE: EL RESURGIMIENTO
A mediados de la década de los 90, The String Cheese Incident, una curiosa banda americana comienza a lanzar aros desde el escenario hacia el público que asiste a sus shows, animando a sus fans a bailarlo y a divertirse. Se crean además portales como la www.hooping.org, se organizan festivales anuales y otros encuentros de hooping… Y otra vez volvemos a ver el hooping pero esta vez como el moderno movimiento: el “Hoopdance”.

LA PELÍCULA ‘EL GRAN SALTO’
En 1994 los hermanos Coen hacen un repaso a parte de la historia del Hula Hoop con la película cómica “El Gran Salto”.
El gran salto

EL NUEVO SIGLO: EVOLUCIÓN VIRTUAL, PASARELAS Y ARTE
Cincuenta años después de su renacimiento, los creadores de videojuegos, conocedores del evidente éxito del Hula Hoop en la sociedad, también se apuntaron al carro. Nintendo acabó lanzando una versión virtual del popular juego para su videoconsola Wii. Una evolución virtual que desgraciadamente no pudieron ver los capitalizadores del juguete: Merlin falleció en 2002 y Kerr a principios de 2008.

En la actualidad el hooping renace gracias en parte la moda pura y dura. Las pasarelas muestran un aumento del protagonismo de la cintura, y con ellas el hooping vuelve a ser tendencia entre los amantes del ejercicio, el ritmo y la diversión. Incluso Chanel lo lleva a su terreno y  se atreve con su bolso Hula Hoop, con unas tremendas asas de aros de gimnasia rítmica o con su miniversión que presentó en el desfile primavera-verano de 2013.

Bolso Hula Hoop de Chanel

Bolso Hula Hoop de Chanel

Hoy en día podemos ver Hula Hoops en distintas expresiones de arte:

Espacio público en Salem (Massachusetts)

Espacio público en Salem (Massachusetts)

Hula Hoop Dome (New York)

hula-hoop

Bueno, pues ya os hemos contado toda la historia Hula Hoop y sus distintos usos a lo largo del tiempo, pero no podemos cerrar este post en nuestro blog sin un clásico de nuestra infancia: la canción de Enrique y Ana “Baila con el Hula Hoop”(1979).

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail